El gran número de avances tecnológicos hace que obtengamos resultados muchísimo más eficientes. En Kilman, hemos creado un listado con las 5 innovaciones de la construcción más revolucionarias del mercado. ¡Sigue leyendo!

Actualmente, y en la búsqueda por trabajar con materiales de la mejor calidad, encontramos un nivel de desarrollo que promete cambiar la forma tradicional que tenemos de concebir la industria de la construcción.

 BIM o Modelado de información de construcción

Acrónimo de Building Information Modeling, es una tecnología basada en un sistema dinámico de visualización virtual que hace uso de una plataforma inteligente en tercera dimensión para diseñar estructuras, simular proyectos de ingeniería o arquitectura a escala. 

¿Su objetivo? El más importante: centralizar la información respecto de proyectos en un solo modelo de información digital, incorporando información geométrica, plazos, costos, impacto y mantenimiento. 

La innovadora impresión 3D

Sin duda, uno de los avances más prometedores en todas las áreas. Sin embargo, esta técnica permite crear diseños muchísimo más personalizados, integrales, sostenibles y económicos, al reducir sustancialmente la producción de desperdicios.

¿Sus beneficios? Uno de los más importantes es la capacidad de otorgar una construcción veloz, precisa  y con complejidad en sus diseños.

Construcción a partir del control de drones

Si bien se utilizan desde hace bastante tiempo, están revolucionando la forma en que se mueve la industria de la construcción, sobre todo en obras de mayor tamaño. 

En esa línea, permiten registrar a diario imágenes e información gráfica sobre el estado de evolución de las construcciones, manteniendo actualizado el estado del trabajo de forma eficaz al inspeccionar cada etapa del proceso.

El análisis predictivo del Big Data

¿Sabías que el análisis predictivo es considerado como una de las tecnologías más prometedoras para la industria? Y en Kilman creemos que sí o sí forma parte de las 5 innovaciones más revolucionarias de la construcción.

La base de datos aporta a la industria al otorgar análisis predictivo. Es decir, la información que entrega sirve para la toma de decisiones de manera anticipada, ayudando en el registro de macrodatos y favoreciendo el conocimiento de patrones comunes al iniciar un nuevo proyecto.

El famoso robot de construcción

No podía quedar fuera la eficacia y velocidad de esta máquina. Hadrian, creado por el australiano Mark Pivac, es capaz de colocar hasta 1000 ladrillos por hora, es decir, tiene la capacidad de construir fácilmente una urbanización de 150 hogares en un año.

¿Cómo funciona? La inteligencia artificial permite a esta máquina ser orientada a través de un plano tridimensional para construir la obra y calcular la cantidad de material que demanda.

En definitiva, la tecnología en la construcción se ha vuelto imprescindible, no solo en la elaboración de herramientas y materiales, sino también en la aplicación de innovaciones en los procesos operacionales de nuestras obras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *